El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) afirmó que la Norma Oficial Mexicana (NOM) de descargas de aguas residuales se aprobó de manera unilateral y podría incrementar las tarifas del agua potable o los costos por su almacenamiento.

“La NOM 001 afectará severamente en materia económica a todos los usuarios de agua al tener que modificar o sustituir las plantas que operan conforme a la norma vigente y quienes carecen de plantas de tratamiento tendrán que instalarlas”, señaló el CCE en un comunicado.

De acuerdo con el órgano que preside Carlos Salazar Lomelín, los principales afectados serán productores agropecuarios, organismos operadores de agua, al igual que la propia industria privada y pública, quienes tendrán que hacer adecuaciones a sus instalaciones.

Estas modificaciones, agregó el CCE, implicarán costos adicionales que serán repercutidos al precio de los productos agrícolas, industriales, mayores tarifas eléctricas y en los productos derivados del petróleo, así como en las tarifas del servicio de agua potable y saneamiento municipales, intermunicipales y estatales.

La NOM 001 sobre descargas de aguas residuales, aprobada el 27 de agosto por el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Medio Ambiente y Recursos Naturales, establece los límites permisibles de contaminantes en las descargas de agua residual.

Dicha NOM sustituye a la emitida en 1996, que durante 25 años no tuvo actualizaciones aun cuando los parámetros establecidos no eran insuficientes para controlar la contaminación acuífera, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“La aprobación de la NOM fue unilateral, pues no se tomó en cuenta la participación de los regulados en materia técnica y económica, ni para fijar el plazo de la implementación y la entrada en vigor”, agregó el CCE.

El organismo consideró necesaria la designación de un experto en materia económica por parte de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria para establecer el costo de cumplimiento por inversión, el cual “dista mucho de los 70 mil millones de pesos consignados en la manifestación de impacto regulatorio elaborado por la Semarnat en 2017”.

Refirió que según la Asociación Nacional de Entidades de Agua, que agrupa a los organismos de operadores de agua y saneamiento municipales, intermunicipales y estatales, el costo de inversión para cumplir con esta NOM es de casi 700 mil millones de pesos.

“Hacemos un llamado a las autoridades para poder dialogar a la brevedad y alcanzar un consenso en las disposiciones y los tiempos para la entrada en vigor de la Norma, partiendo del análisis y un diagnóstico profundo, en beneficio de todos los sectores involucrados”, concluyó el CCE.

fuente: El Sol de México

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.