Inicio Uncategorized Acciones de México para establecer un mercado de carbono

Acciones de México para establecer un mercado de carbono

Se firma el Memorándum de entendimiento con el Gobierno de California para incrementar la cooperación en cambio climático.

México, a través del PEUM, apoya la Declaración para fijar un precio al carbono, organizada por el Banco Mundial.

En 2015:

México firma con Quebec el Entendimiento para ampliar la cooperación en materia de cambio climático y medio ambiente, incluyendo el comercio de emisiones

Alemania, Canadá, Chile, Etiopía, Francia y México, a través del PEUM, conforman el Panel de Liderazgo sobre Precio al Carbono

En 2016:

En el marco de la firma del Acuerdo de París (abril), México, a través del PEUM, anuncia que su mercado de carbono estará operando en 2018.

México, Canadá y EUA emiten la Declaración de Líderes de América del Norte sobre la Alianza del clima, energía limpia y medio ambiente en la que apoyan la implementación de disposiciones relacionadas con los mercados de carbono.

Mexico emite una Declaración Conjunta con Ontario y Quebec para colaboración en Mercados de Carbono.

En 2017:

México anuncia y lanza el Ejercicio de Mercado

La SEMARNAT anuncia el establecimiento de un Sistema de Comercio de Emisiones para 2018.

En la Cumbre Un Planeta  se anuncia que el Congreso de México actualizó la Ley General de Cambio Climático (LGCC) para incorporar las disposiciones del Acuerdo de París en la legislación nacional, así como establecer el mandato para la creación de un mercado de carbono obligatorio en México; que hasta ahora es voluntario.

En 2018:

Durante el primer semestre del 2018 se publicarán las reglas de mercado y la actualización de las reglas del Registro Nacional de Emisiones.

A partir de agosto de 2018 operará formalmente el mercado de carbono, en dos fases:

FASE 1 “Piloto”, con duración: 3 años (agosto 2018 – agosto 2021)

Se actualizarán las bases para arrancar formalmente el mercado de carbono FASE 2 “Arranque formal”.

– El mercado comienza formalmente en 2021, a la par de la entrada en vigor del Acuerdo de París