Home Estatal Sube la factura mundial por la importación de alimentos, a pesar de...

Sube la factura mundial por la importación de alimentos, a pesar de la gran producción y de suministros abundantes: FAO

55
0
SHARE
Si bien los precios de los productos alimentarios se han mantenido por lo general estables, el coste de la importación de alimentos aumentará en 2017 hasta los 1 413 billones de dólares EEUU, lo que supone un incremento del 6 por ciento con respecto al año anterior y el segundo valor máximo registrado hasta la fecha, según señala el último informe sobre Perspectivas alimentarias, publicado hoy por la FAO.
El aumento de la factura por las importaciones se debe al incremento de la demanda internacional de la mayoría de productos alimentarios, así como a la subida de las tarifas de flete. Las consecuencias económicas y sociales de aumentos superiores a los dos dígitos en las facturas por la importación de alimentos de los países menos adelantados (PMA) y los países de bajos ingresos con déficit de alimentos (PBIDA), resultan especialmente preocupantes.
“El aumento de las facturas no se traduce necesariamente en la compra de un mayor volumen de alimentos por parte de estos países, ya que el coste de las importaciones ha crecido de forma sustancial”, según advirtió el economista de la FAO Adam Prakash.
El incremento de los costes de las importaciones se produce en un momento en el que los inventarios son abundantes, las previsiones de cosecha son buenas y los mercados de productos alimentarios continúan estando bien abastecidos.
El informe Perspectivas alimentarias -que se publica semestralmente-, analiza de forma detallada los mercados de las principales categorías de alimentos, incluyendo la yuca, los sectores ganadero y lácteo, pescado, aceites vegetales y los principales cereales. Si bien las tendencias de producción son en conjunto positivas en todos los ámbitos, los precios medios de las transacciones internacionales pueden ocultar detalles relevantes. Por ejemplo, si bien los precios internacionales del trigo han permanecido estables, el precio del trigo Hard Red Spring de los EEUU, -popular variedad de alta calidad con contenido proteico suficiente para elaborar fideos y pasta- fue un 40 por ciento más elevado en julio de 2017 que hace un año.
Los precios de las variedades aromáticas de arroz han crecido ocho veces más rápido que el índice de la FAO para todos los tipos de arroz, que ha aumentado un 4 por ciento este año. Del mismo modo, el índice de precios de la FAO para la mantequilla ha subido un 41 por ciento en lo que va de año, un crecimiento de más del triple que el registrado por el índice de precios de los productos lácteos, del cual forma parte.
Los sectores ganadero y lácteo han resultado especialmente dinámicos. Las importaciones de carne alcanzarán este año un máximo histórico de 176 000 millones de dólares EEUU, un 22 por ciento más que en 2016. Se prevé que la producción mundial de leche crezca un 1,4 por ciento, impulsada por un notable crecimiento del 4 por ciento en India, a pesar del posible descenso en China a causa del endurecimiento de la normativa medioambiental y de los controles de calidad.
Se espera que la producción mundial de aceites de semillas oleaginosas – los aceites vegetales y las grasas animales son los productos de importación más costosos para los PBIDA- aumente ligeramente este año tras la buena temporada del año pasado. Pero la producción mundial de soja, -pese al aumento de las siembras en el hemisferio norte-, disminuirá a medida que los rendimientos desciendan a niveles normales tras las condiciones meteorológicas prácticamente óptimas del año pasado.
Nuevas oportunidades para las frutas tropicales
Las frutas tropicales gozan de un creciente protagonismo en el comercio mundial, y se prevé que los volúmenes de exportación de mango, piña, aguacate y papaya alcancen este año un valor total de 10 000 millones de dólares EEUU, según Perspectivas alimentarias.
Su gran demanda es una señal esperanzadora para la erradicación de la pobreza y el desarrollo rural, ya que se producen en su mayor parte en los países en desarrollo, generalmente por pequeños campesinos con propiedades de menos de cinco hectáreas.
La FAO estima que la producción total de estas cuatro frutas podría alcanzar los 92 millones de toneladas este año, frente a los 69 millones de toneladas de 2008. Hoy en día el 95 por ciento de esa producción se consume a nivel local, pero el aumento de los ingresos y los cambios en las preferencias de los consumidores incrementarán probablemente los volúmenes de exportación, en especial si la mayor liberalización comercial y el mejor acceso a los mercados estimulan nuevos avances tecnológicos en la distribución.
Entre los principales productores de frutas tropicales se encuentra la India, que alberga alrededor del 40 por ciento de la producción mundial de mango, Costa Rica, que suministra una buena parte de la piña que se consume en el mundo, China y Brasil, y también México, que es el mayor exportador.
África: posible producción récord de yuca
Además de proporcionar análisis detallados de la producción, el comercio y la demanda de los principales cereales y cultivos oleaginosos, Perspectivas alimentarias ofrece información actualizada sobre las tendencias de la yuca, uno de los cultivos básicos que más rápidamente se ha extendido a nivel mundial y que constituye la tercera fuente calórica más importante en zonas tropicales, tras el arroz y el maíz.
La producción en el África subsahariana puede alcanzar este año un volumen récord de 156 millones de toneladas, impulsada por diversos programas de expansión comercial destinados a reducir la dependencia de la región de las importaciones de alimentos.
Aun así, la producción mundial de esta raíz es posible se contraiga ligeramente en 2017, quedando en 278 millones de toneladas, tras dos décadas de crecimiento ininterrumpido, debido a las condiciones de sequía, los precios más bajos y los cambios normativos, según la FAO.

Comments

Comentarios

LEAVE A REPLY