Inicio Internacional Sacos plásticos, una opción para horticultura: Paraguay

Sacos plásticos, una opción para horticultura: Paraguay

827
0
Compartir

El uso de tecnologías para la horticultura es el camino ideal para aumentar los rendimientos de las parcelas de producción. Asimismo, el agricultor intensivo debe comprender que la premisa no está centrada en el volumen de plantas por superficie, sino más bien en la productividad por planta. Con los sacos plásticos para hortalizas es posible evitar el ataque de enfermedades y optimizar el desarrollo vegetativo.

Los sacos plásticos para horticultura, como tecnología, buscan evitar el contacto directo del cultivo con la tierra, ya que existen situaciones en las que, por problemas de suelo (ataque de hongos, bacterias o nemátodos), es difícil aumentar la productividad de la parcela; tal es así que el control de enfermedades se vuelve complicado con el uso excesivo de los defensivos agrícolas, lo cual podría ser contraproducente.

Modos de uso

Las bolsas o sacos plásticos, de unos 65 l de capacidad, deben ir cargadas con sustratos especiales, entre ellos, vermiculita, N P K (nitrógeno, fósforo y potasio) y cascarilla de arroz carbonizado. Una vez colocado el sustrato, se procederá a la siembra de las semillas con la adición de fertilizantes por medio del riego. La medida de los sacos es de 1,5 m, con un micraje de 250, aproximadamente, y una durabilidad de dos a tres años. La cantidad de plantas a utilizar varía según se cultiven hortalizas de hojas o frutos. En el caso del tomate, la carga es de cinco plantas a una sola rama; en locote, llega a cuatro plantas; en lechuga, se colocan ocho a 10 plantas, mientras que en frutilla se llega a seis o siete, aproximadamente.

Riego y fertilización

La fertilización se realiza con materiales hidrosolubles, de acuerdo a los requerimientos de cada cultivo. El sustrato, a su vez, puede permanecer en los sacos hasta tres años sin ser cambiado.

En cuanto al riego, en el caso de las lechugas, es posible trabajar con microaspersión, mientras que en tomate, locote y pepino conviene utilizar sistemas de riego por goteo, con goteros individuales autocompensados. No es recomendable el uso de cintas.

Es importante que el productor use la tecnología en su huerta para lograr una mayor productividad. El desarrollo de los cultivos radica no solo en el volumen de plantas, sino más bien en la productividad por planta.

Otras consideraciones

Lo ideal es que los sacos estén sobre un soporte para estar alejados del suelo y evitar ataque de patógenos. Asimismo, en explotaciones comerciales deberán estar bajo invernadero para lograr plantas sanas. Con ello es factible una menor utilización de defensivos y mayor productividad.

En lo referente al uso de semillas, las híbridas son las más indicadas para huertos dedicados a la comercialización, de modo a lograr rentabilidad. El uso de sacos o bolsas para horticultura está recomendado, debido a que ocupa poco espacio y es posible obtener gran variedad de cultivos sumado a la durabilidad del producto.

caa.nearural.com

Tu opinion nos importa: