Inicio Nacional Realizan estudios en plantas medicinales en México

Realizan estudios en plantas medicinales en México

280
0
Compartir

En México el uso de las plantas medicinales a través de la medicina tradicional es ancestral, se han utilizado diferentes partes de la planta, hojas y flores para preparar infusiones o presentaciones homeopáticas. Los remedios con plantas se usan tradicionalmente en una variedad de presentaciones y una gran variación de dosis que llegan hasta las más extremadamente bajas.

Este trabajo ofrece información relacionada con el efecto benéfico, además de estar basada en estudios científicos realizados por grupos de investigación de reconocido prestigio de todo el mundo. De ocho plantas medicinales ubicadas en México, seleccionadas por ser ampliamente conocidas y de uso general. Las especies seleccionadas son árnica, epazote, hierbabuena, insulina, lavya, manzanilla, stevia y sábila.

Árnica los estudios científicos que apoyan el uso del árnica son variados. Por ejemplo, la planta fue utilizada en formulaciones homeopáticas para tratar dolencias inflamatorias en humanos con buenos resultados.

Epazote se ha reportado que el aceite del epazote contiene cuatro monoterpenos hidroperóxidados además del ascaridol. Se sabe que el escardiol tiene un efecto analgésico con dosis de 100 mg Kg y que a dosis de 300 mg Kg produce convulsiones y toxicidad letal en ratones.

Hierbabuena el aceite de la hierbabuena presenta efectos antinflamatorios e inhiben a los receptores del dolor en ratas, dependiendo de la dosis consumida, es decir, a mayor dosis, mayor el efecto. Al inhibir a los receptores del dolor, el aceite puede ser utilizado para tratar pacientes con osteoartritis. Un estudio realizado en 2014 indica que los tés de hierbabuena pueden contener compuestos con un efecto tóxico para células cancerígenas y que, por lo tanto, este tipo de bebidas pueden encontrar uso en el desarrollo de agentes anticancerígenos.

Lavanda es una mezcla extremadamente compleja de diversos compuestos químicos con concentraciones muy variables. Los compuestos fundamentales del aceite de la lavya y otros aceites esenciales, son compuestos aromáticos. Otros compuestos que pudieran estar en el aceite y en la planta de la lavya incluyen al limonene, aldehídos cinámicos, linalol, vainillina y carvacrol.

Manzanilla el aceite de la manzanilla penetra hasta las capas más profundas de la piel, esto es importante cuando se utiliza para aliviar inflamaciones de forma tópica ya que asegura la penetración de los compuestos bio activos. Por otro lado, se han realizado estudios para evaluar el efecto anticancerígeno de esta especie.

Stevia las hojas de la estevia y sus glucósidos en particular, reducen los niveles de glucosa en sangre en pacientes con diabetes tipo II y protegen contra el daño renal y hepático además de presentar efectos terapéuticos contra diversas enfermedades como el cáncer, hipertensión, inflamación, cistic fibrosis, la obesidad y la caída de dientes.

Sábila La sábila presenta efectos anti fúngicos, antisépticos, antivirales, antibacterianos, anti inflamatorios, antioxidantes y para curar heridas. En consecuencia, la sábila se ha convertido en un cultivo atractivo en el campo de los biomateriales y la ingeniería de tejidos debido a que promueve la migración celular (proceso vital en el desarrollo y mantenimiento de organismos multicelulares), y la proliferación y el crecimiento celular.

Grupos de investigación realizaron esfuerzos para identificar compuestos con actividad biológica en un intento de aportar mayor conocimiento a este campo. Sin embargo, la caracterización química exhaustiva de miles de especies utilizadas en la medicina tradicional está muy lejos de completarse.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) publicó un compendio de especies vegetales que contienen sustancias que presentan un posible riesgo o se tiene cierta sospecha de algún efecto negativo sobre la salud.

fuente: Inifap