Inicio Local Pronostica CONAGUA 32 ciclones tropicales para temporada 2018 en territorio mexicano

Pronostica CONAGUA 32 ciclones tropicales para temporada 2018 en territorio mexicano

432
0
Compartir

Chihuahua, Chih.-La Comisión Nacional del Agua (Conagua), dio a conocer el pronóstico de la Temporada de Ciclones Tropicales 2018, en el marco de la instalación del Consejo Nacional de Protección Civil, que se llevó a cabo en Acapulco, Guerrero, encabezada por el Presidente Enrique Peña Nieto.

Se espera que 32 sistemas afecten a la República Mexicana, cuatro más por arriba del promedio histórico que se ha rebasado en los últimos años. El SMN prevé que entre cuatro y seis ciclones tropicales impacten de forma directa en nuestro país.

En la cuenca del Océano Pacífico Nororiental se estiman 18 ciclones, de los cuales ocho serían tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 a 2, en la escala Saffir-Simpson, y seis huracanes más de categoría 3 o superiores.

Por otra parte, en la cuenca del Océano Atlántico Norte se pronostican 14 eventos. Se esperan que sean siete tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 a 2 y tres huracanes categoría 3 o superiores.

Escala Saffir-Simpson

Categoría de huracanes                                                         Vientos máximos sostenidos Características de los posibles daños materiales provocados por el viento
1 119 a 153 km/h Árboles pequeños caídos; daños al tendido eléctrico.
2 154 a 177 km/h Adicionalmente a los daños del categoría 1: Daño en tejados, puertas y ventanas; desprendimiento de árboles.
3 178 a 208 km/h Adicionalmente a los daños del categoría 2: Grietas en construcciones.
4 209 a 251 km/h Adicionalmente a los daños del categoría 3: Desprendimiento de techos en viviendas.
5 252 km/h o mayores Adicionalmente a los daños del categoría 4: daño muy severo y extenso en ventanas y puertas. Falla total de techos en muchas residencias y en construcciones industriales.

Aparece Alberto en el Caribe

El pasado viernes se formó Alberto, la primera tormenta tropical con nombre en el Caribe.

 

Versión estenográfica del Director General de Conagua, durante la clausura de la Sesión del Consejo Nacional de Protección Civil
Acapulco, Gro., 25 de mayo de 2018.

Roberto Ramírez de la Parra: Buenas tardes a todos. Con su permiso, Señor Presidente de la República. Saludo con gusto al Señor Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, a los señores secretarios de Gobernación, Defensa Nacional, Marina, Medio Ambiente y Recursos Naturales, a los distinguidos integrantes del Gabinete del Gobierno de la República que se encuentran presentes, al Señor Gobernador de Chiapas, presidente de la CONAGO y contigo a todos los gobernadores que nos acompañan el día de hoy.

A los legisladores federales y locales, a los integrantes del Sistema Nacional de Protección Civil, medios de comunicación, señoras y señores.

En los últimos cinco años el cambio climático ha colocado un desequilibrio en la tierra al incrementar dos variables principales: la primera, la temperatura de los océanos, que han alcanzado niveles récord en el año 2015, 2016 y 2017, con incrementos entre punto 5 y un grado Centígrado por arriba de su promedio histórico.

La segunda variable es la temperatura ambiental, en donde los últimos cinco años han sido los más cálidos jamás registrados, teniendo como consecuencia la elevación en un grado Centígrado la temperatura media global.

La combinación de estas dos variables ha provocado una modificación al ciclo del agua a nivel mundial, cambiando los patrones de lluvia y aumentando la intensidad tanto de ciclones tropicales como de las sequías.

Ahora, si bien llueve aproximadamente la misma cantidad de agua, ésta se precipita a mayor intensidad en corta duración y en distintas zonas de forma simultánea, como ha venido sucediendo, por ejemplo, en el Valle de México recientemente.

Aunado a lo anterior, a nivel regional la frecuencia y distribución de las lluvias de una zona a otra y de temporada en temporada, han cambiado. Por ejemplo, las lluvias han disminuido en regiones con precipitaciones abundantes históricamente y las lluvias en zonas secas se han incrementado de forma aleatoria.

En el caso de los ciclones tropicales, tanto por el Océano Pacífico como por el Atlántico, del 2014 al 2017, la intensidad y la duración de estos fenómenos ha estado por arriba del promedio, formando huracanes como Harvey, Irma y María el año pasado, que causaron grandes daños en las islas del Caribe y en Estados Unidos de América.

Antes estos cambios, nuestro país no ha estado exento desde el inicio de esta administración y las y los mexicanos hemos vivido ciclones tropicales históricos como Manuel, Ingrid, Odile y Patricia, éste último el más intenso de la historia a nivel mundial.

En el año 2017 superamos el promedio de cinco impactos directos de ciclones tropicales al tener siete. Además, tuvimos uno de los septiembres más activos con la formación de seis sistemas meteorológicos por ambos océanos, de los cuales tres impactaron en territorio nacional en semanas distintas.

La temporada 2017 dejó 17 ciclones tropicales por el Océano Atlántico y 18 por el Océano Pacífico, para un total de 35 sistemas, esto significa siete arriba del promedio histórico.

Vale la pena puntualizar que 10 fueron de categoría tres o superior, logrando con esto el tercer lugar de más ciclones intensos desde el año de 1851.

Cada temporada de lluvias y ciclones tropicales ha sido distinta y, sin duda, nos enfrentamos a nuevos retos, retos que hemos podido superar gracias a la política de prevención ante fenómenos hidrometeorológicos que usted, Señor Presidente, instruyó el 14 de enero del 2013 en el estado de Tabasco y que hoy recordamos.

Enrique Peña Nieto: Venimos a anunciar este Programa Nacional contra las inundaciones, entre las principales acciones que estaremos llevando a cabo se encuentran las siguientes: Revisar las condiciones de bordos, presas y sus instrumentos para prevenir contingencias y brindar seguridad a la población.

Segunda acción: Intensificar la delimitación de zonas federales y de ordenamiento hidráulico, para impedir asentamientos humanos en lugares de riesgo.

Tercera acción: Realizar estudios hidrológicos y revisar la capacidad de las presas y sus protocolos de operación.

Cuarta acción: Construir una nueva red climatológica e hidrométrica, instalar sistemas de alerta en los cauces y modernizar los servicios de alertamiento temprano.

Roberto Ramírez de la Parra: Señor Presidente, las cuatro líneas de acción antes mencionadas, se han cumplido. En la primera, quiero informarle que se han revisado más de 191 presas y bordos en 26 estados de la República Mexicana.

En la segunda acción, por primera vez, México cuenta con más de 8 mil kilómetros de delimitaciones de zonas federales de más de 750 ríos a nivel nacional.

En la tercera acción, se implementaron 206 protocolos de operación de presas, con los que se han podido contener grandes volúmenes de agua que anteriormente hubieran provocado severas inundaciones.

Y por último, en la cuarta acción, hoy tenemos mejores pronósticos meteorológicos, permitiéndonos ser más confiables, esto lo ha reconocido la sociedad, por lo que nuestra cuenta Twitter tiene casi ya un millón de seguidores, dos veces más que hace tres años.

Estas acciones han contribuido a consolidar la prevención en nuestro país, pero se requiere de un trabajo conjunto y coordinado para alcanzar mejores éxitos, es por ello que quiero mostrar mi reconocimiento a la Secretaría de Gobernación y al Sistema Nacional de Protección Civil por su gran labor y desempeño, así como una mención especial a nuestras Fuerzas Armadas, siempre prestos arriesgar sus propias vidas para proteger a la población, mostrando su compromiso por servir a México en todo momento, a ellos nuestro mayor agradecimiento.

Señor Presidente, desde el inicio de su administración ha venido enfrentando fenómenos cada vez más complejos, incluso el huracán más intenso registrado en el planeta, Patricia, ningún Presidente haya tenido que enfrentar desafíos de esta magnitud y, sin embargo, ningún Presidente ha entregado mejores cuentas a los mexicanos en materia de prevención y mitigación de riesgos hidrometeorológicos.

Una vez expuestos todos los retos a los que hemos enfrentado en los años anteriores, prosigo con el comportamiento de las lluvias para este año 2018.

En estos primeros cinco meses del año las lluvias acumuladas han estado 15 por ciento arriba del promedio, siendo los estados del centro y sureste donde se han presentado las lluvias más importantes, mientras que en el noroeste del país las precipitaciones acumuladas han estado por debajo del promedio, significando un déficit entre el 25 y el 50 por ciento.

En los siguientes meses se espera que las lluvias se comporten un poco arriba del promedio histórico. Es importante señalar que existe una probabilidad del 55 por ciento, para el otoño del año 2018, de que volvamos a tener nuevamente el fenómeno del Niño, y el 67 por ciento, para la primavera del año 2019, por el Océano Pacífico, lo que esto podría incrementar la formación de ciclones tropicales y lluvias más intensas.

En particular en el Valle de México, los meses de abril y mayo las lluvias se han comportado por arriba del promedio, precipitando 30 por ciento más de lo normal.

Hace unos cuantos días, el 19 de mayo en la zona oriente del Valle de México, se presentó una lluvia muy intensa, que si hubiera durado una hora, habría precipitado un tercio de toda la lluvia que cae en un año en esa zona de la Ciudad de México, en tan solo una hora.

El pronóstico de ciclones tropicales para el año 2018 es el siguiente:

Tendremos la formación de 32 sistemas, cuatro por arriba del promedio, superando nuevamente el promedio, como ha sucedido en los últimos años.

Tendremos 18 ciclones por el Océano Pacífico, de los cuales se esperan ocho tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 a 2 y seis huracanes categoría 3 o superior.

Por lo que corresponde al Océano Atlántico, se pronostican 14 fenómenos: siete tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 a 2 y tres huracanes categoría 3 o superior.

Se pronostica que impacten en nuestro país de forma directa entre cuatro y seis ciclones tropicales. Cabe destacar que esta temporada presenta un incremento de tres huracanes de categoría 3 o mayor.

Hoy, precisamente, se acaba de formar la primera tormenta tropical en el Caribe, llamada Alberto, está a tan sólo 90 kilómetros al sur de Cozumel, con vientos de 65 kilómetros por hora y avanza a 9 kilómetros por hora.

Se pronostica que avance muy lentamente sobre el Canal de Yucatán, por momentos estacionario durante el día viernes y sábado, generando lluvias de muy fuertes a intensas en Quintana Roo, para que durante el domingo inicie un movimiento hacia el oriente del Golfo de México rumbo a Florida.

Señor Presidente, señoras y señores, hoy en México vivimos un momento en que la descalificación priva sobre la propuesta, en donde la crítica y desunión se privilegia sobre el trabajo en equipo, en donde los únicos que no creemos lo que hemos logrado juntos somos las y los mexicanos.

Porque hoy podemos decir que México es el líder mundial en la creación e implementación de un programa nacional de reservas de agua, el cual preserva y garantiza el equivalente a un tercio de todas las aguas superficiales del país para el medio ambiente y el consumo de la población.

México es reconocido por los diferentes países por su trabajo en materia de administración del agua, tan es así que nos distinguen con la Presidencia de la Conferencia de Directores de Iberoamérica del Agua y de la Red Internacional de los Organismos de Cuenca.

México ahora tiene una cultura de prevención consolidada, donde todas las dependencias trabajan de forma conjunta para poder proteger la integridad de las y los mexicanos.

México, después de cinco años de su administración, es el referente mundial en materia de mitigación y prevención de riesgos hidrometeorológicos, tan es así que, en conjunto con la ONU y el Banco Mundial, se creó el primer panel de alto nivel sobre el agua, único en la historia internacional y donde México fue su copresidente; tan es así que hoy nuestro Coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, es el Copresidente del Grupo Consultivo del Fondo Global para la Reducción de Recuperación de Desastres del Banco Mundial.

Hoy quiero reconocer por su trabajo en equipo o por la dirección que nos ha dado en materia de protección civil. Muchas felicidades, Felipe.

En cada evento que tengo la oportunidad de participar con usted, Señor Presidente, trato normalmente de contar una anécdota y hoy no va a ser la excepción.

Hace unos años estuve una plática en donde resaltaban la determinación, el esfuerzo y, sobre todo, el cambiar la mentalidad para lograr un sueño que muchos pensábamos imposible.

Para ello, se necesitaba de un equipo unido, una la camiseta puesta y de un líder que condujera al equipo al triunfo.

¿A quién me refiero? Sin duda al campeonato mundial que ganó la selección Sub-17 con Chucho Ramírez y que hoy, inclusive, ya tenemos una película.

Hoy que estamos dando el anuncio del inicio de la temporada de lluvias y ciclones, no tengo duda que, como en los últimos años, trabajaremos en equipo los tres niveles de Gobierno, los medios de comunicación y, sin duda, la sociedad civil, y pronostico que con el apoyo de las y los mexicanos tendremos un país unido viendo hacia adelante, con equipo entregado en la cancha, por lo cual mi pronóstico es que llegaremos al quinto partido en el Mundial y festejaremos con alegría con la misma camiseta puesta: la de México.

Muchas gracias.