Inicio Nacional Piden productores agregar amaranto a canasta básica

Piden productores agregar amaranto a canasta básica

192
0
Compartir

Pachuca, Hidalgo.-  Productores de amaranto de la Ciudad de México propusieron incluir los alimentos derivados de esta semilla en la canasta básica por sus cualidades nutricionales, así como impulsar la actividad sustentable del cereal en la capital del país.

Durante la mesa Amaranto y Soberanía Alimentaria, que formó parte de las actividades durante la feria La alegría en la explanada del Monumento a la Revolución, también pidieron contar con precios mínimos para garantizar estabilidad a los productores.

En la mesa se destacó la importancia de la siembra, transformación, comercialización y consumo de este cultivo nativo de la Ciudad de México, informó la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades en un comunicado.

Al respecto, Marco Antonio Bravo Vázquez, miembro del Sistema Producto Amaranto CDMX, afirmó que “el amaranto tiene un poco más de proteínas que la carne y que la leche”, y por ello desde hace 13 años han solicitado porque se incluya en la canasta básica.

A su vez, Víctor Suárez, de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), sostuvo que las propuestas recogidas en la mesa, podrán ser discutidas y analizadas de manera conjunta con los productores, transformadores y comercializadores.

Además, consideró necesario implementar el sistema de precios mínimos garantizados para dar estabilidad al productor, así como mejorar la transformación y distribución a través de las tiendas Liconsa y Diconsa que hay en todo el país.

En tanto, Mauricio del Villar, del Grupo de Enlace para la Promoción del Amaranto en México, consideró preocupante que pese a que México es país de origen del amaranto, su siembra ha ido a la baja en los últimos años debido a la falta de incentivos para la producción, que en el caso de la Ciudad de México está basada en los pequeños productores de Xochimilco y zonas de Milpa Alta y Tláhuac.

fuente: El Sol de Hidalgo