Inicio Nacional Peso se aprecia más de 8 centavos tras buenas noticias sobre el...

Peso se aprecia más de 8 centavos tras buenas noticias sobre el TLCAN

179
0
Compartir

El peso se apreciaba la mañana de este miércoles frente al dólar por tercera sesión consecutiva de la mano de otras divisas emergentes, luego de conocerse algunos reportes que mostraron avances en las negociaciones para incorporar a Canadá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La moneda mexicana cotizaba en 19.109 unidades por dólar, con una ganancia de 0.43%, u 8.30 centavos, frente a los 19.192 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del martes.

El peso se aprecia “ante la posibilidad de que Estados Unidos y Canadá logren un acuerdo para el nuevo tratado comercial esta semana”, explicó el banco español Santander en un reporte. “Además de la posibilidad de que el Banxico incremente nuevamente su tasas de interés, como es nuestra expectativa, para la próxima reunión del 4 de octubre”, agregó la entidad financiera.

La sesión del martes el peso ligó cuatro jornadas apreciándose frente al dólar, acumulando una ganancia cercana a 1 por ciento. El tipo de cambio concluyó en un precio de 19.2425 pesos por dólar en operaciones interbancarias a la venta, lo que representó una ganancia de 0.14%, una revaluación de 2.70 centavos frente a la divisa estadounidense.

La recuperación del peso se explicó en parte por la noticia de que Canadá estaría lista para hacer concesiones en la renegociación del TLCAN, prometiendo la entrada de EU a su mercado de lácteos.

Dos fuentes canadienses dijeron el martes que Canadá está dispuesto a ofrecer a Estados Unidos acceso limitado al mercado lácteo de su país como una concesión en las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En tanto, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que las conversaciones comerciales con Ottawa avanzan bien y sostuvo que ansía cerrar un trato.

Otro de los factores que también apoyó el avance del peso fue el aumento de más de 2% que presentó el precio internacional del petróleo, derivado de la perspectiva de una mayor demanda en el corto plazo, tras la llegada del huracán Florence a Estados Unidos.