SHARE

De poco sirve que se amplíe el esquema de frijol si el precio al que compran las empresas autorizadas está bajo (de 13.50 pesos el kilo), lo que refleja la falta de interés de los campesinos hacia ese programa y que ha derivado en que la meta para el acopio, de 28 mil toneladas, aún no se haya completado, según lo señaló el dirigente estatal de la Organización Agraria Popular (OAP), Sergio Silva Labrador.

“Precisamente, los productores no tuvieron el interés de meter su frijol a esas bodegas, aunado al hecho de que los acopiadores que autorizó Aserca (Apoyos y Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios) querían pagar más barato el frijol a como estaba corriendo en el mercado”, añadió el entrevistado.

Por esos factores, recalcó, los empresarios y la referida instancia de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) no tuvieron el éxito esperado en el acopio de frijol, razón por la que determinaron ampliar el plazo por un mes, aunque insistió en que esta prórroga no servirá de mucho con el objetivo planteado, de recibir cinco mil toneladas más en las bodegas.

PELIGRO

No obstante, el riesgo que se corre con esa extensión del programa, advirtió el informante, es que los empresarios introduzcan a sus bodegas frijol “de papel”, es decir, que simulen compras a través de un inventario con el que cuenten, tal como ha sucedido ya en otros ciclos agrícolas luego de que se anuncia el esquema de comercialización.

Asimismo, Silva Labrador no le augura éxito a la ampliación del programa, ya que en las semanas recientes se ha observado que los campesinos prefieren llevar su frijol con los “coyotes” (intermediarios), lo que ha complicado todavía más que se complete la meta de acopiar 28 mil toneladas dentro del referido esquema de comercialización.

Como ocurre cada año, enfatizó, los intermediarios han obtenido buenas ganancias al comprar una cantidad importante de frijol, ya que si bien la meta se extendió a las 33 mil toneladas, la realidad es que la producción de este grano supera fácilmente las 100 mil toneladas en las diferentes regiones del estado de Durango.

“Se supone que el esquema tiene el objetivo de regular de alguna forma el precio del frijol en el mercado, pero ahora que lo pagan más barato, los productores no metieron su frijol en esas bodegas”, expuso el dirigente campesino.

Ilustró, además, que los Llanos continúa siendo la zona productora de frijol más destacada en esta entidad federativa, ya que abarca municipios como Guadalupe Victoria, Cuencamé y Pánuco de Coronado, aunque también mencionó a la región Valle, que comprende al municipio de Canatlán.

elsiglodedurango.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here