SHARE

Las restricciones regulatorias y a la libre competencia en los sectores cárnico y de medicamentos en México generan un costo de hasta 44,000 millones de pesos, estimó la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en una investigación.

“Es necesario impulsar la competencia y reducir las barreras de entrada para atraer beneficios importantes a las empresas y los consumidores mexicanos”, afirmó el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría Treviño.

En la inauguración del segundo Foro sobre Competencia y Regulación, llamado: En Búsqueda de la Eficacia de los Mercados, sostuvo que el aumento de la competencia entre empresas suele generar una mayor variedad de productos y servicios, compañías más competitivas y precios más bajos.

“Las industrias expuestas a mayores niveles de competencia experimentan un crecimiento más acelerado y aumento de su productividad”, argumentó Gurría Treviño, al referirse al estudio “La evaluación de la competencia de México”, enfocado a los sectores de medicamentos y productos cárnicos.

De acuerdo con los resultados de la investigación, solicitada por el gobierno de México a través de la Secretaría de Economía (SE), tanto en medicamentos como en cárnicos fueron identificadas 107 barreras regulatorias y entre las sugerencias están remplazar el requisito de inspeccionar 100% de los lotes de carne, canales, vísceras y despojos importados porque “es excesivo, innecesario y costoso”.

La OCDE cuantificó en 44,000 millones de pesos el efecto anual de adoptar las más de 100 recomendaciones del estudio, y las ganancias derivan de la eficiencia, así como de menores precios de bienes y servicios para los consumidores.

Ante funcionarios, académicos y empresarios reunidos en la Antigua Escuela de Medicina, Gurría Treviño, exsecretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores, dijo que es necesario desarrollar un sistema y que las inspecciones sean realizadas a través de un análisis de riesgos.

Explicó que en el caso de los fármacos se debe regular los beneficios que las compañías farmacéuticas otorgan a los médicos, tanto pecuniarias como de asistencia —congresos, conferencias, regalos, entre otros—, e instar a los empleados de las farmacias a informar a los pacientes sobre las opciones genéricas disponibles más baratas.

De acuerdo con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, la carga regulatoria disminuyó de 4.25 a 2.68% del Producto Interno Bruto (PIB) en lo que va de la actual administración.

Recordó que el presidente Enrique Peña Nieto firmó un decreto para que cualquier institución pública del sector central, con intenciones de introducir una nueva regulación, tenga que desaparecer dos existentes para abonar al tema regulatorio.

De manera adicional, refirió el funcionario, quien considera que es necesario vigilar el comercio con otros países sin tratado, se instauró el Observatorio Nacional de Mejora Regulatoria con el sector privado del país.

fuente: NTX

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here