Inicio Finanzas La forma en que el vino mexicano busca conquistar a más paladares...

La forma en que el vino mexicano busca conquistar a más paladares en 2033

349
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) explora la posibilidad de que el vino mexicano sea considerado como alimento, con la intención de aumentar la participación de esta bebida de 30% a 45% en el mercado interno para 2033.

El presidente del CMV, Daniel Milmo Brittingham, precisó que para lograr su objetivo se requiere de inversión superior a los 10,000 millones de pesos en los próximos 15 años, aunque también generará una derrama acumulada en comercialización y servicios superior a los 18,000 millones de pesos.

A través de la oferta turística y gastronómica en torno al negocio del vino buscamos recuperar en los próximos 15 años una participación del mercado interno de hasta 45% del vino mexicano”, expuso Milmo Brittingham.

En el marco de la campaña “Todos Unidos por el Vino Mexicano”,aclaró que está tendrá una visión de mediano y largo plazo, para tener un marco legal adecuado y que de impulso a la inversión y fomento del vino; a través de la plantación acelerada de plantaciones de viñedos, así como aumentar la capacidad instalada para la elaboración y almacenamiento de la bebida.

Destacó que se busca aumentar de 6,700 a 15,000 hectáreas cultivadas de uva para vino en los próximos 15 años, con una inversión anual promedio de 400 millones de pesos.

Con ello, se pasaría de un volumen de producción de 2 millones 500 mil litros a 4 millones 520 mil litros para 2033.

Dijo que si bien las ventas de vino en el país crecen a una tasa anual de 8 por ciento, la producción local es insuficiente para abastecer la demanda y crecimiento de la demanda.

Actualmente, el vino mexicano tiene una participación de 30% del mercado interno, frente a los importados que poseen el 70% de la demanda, los cuales proceden principalmente de España, Chile, Argentina, Francia e Italia, entre otros.

Agregó que la Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola aprobada en abril pasado no es un fin, sino un medio para lograr el crecimiento y desarrollo del sector.

El representante del sector agregó que como una segunda iniciativa buscan que el vino sea considerado como alimento y se tase con IVA y no con Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Aclaró que la idea es que los vinos nacionales e importados paguen menos impuestos.

“En una segunda etapa, el gremio busca un tratamiento fiscal diferente, que se considere al vino como alimento y que el pago sea por litro y no por el valor de la botella de vino”, expuso.

fuente: dinero en imagen