Home Internacional LA EFSA investiga el origen de los casos aislados de vacas locas

LA EFSA investiga el origen de los casos aislados de vacas locas

49
0
SHARE

La respuesta europea a la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) después de la crisis de los años ochenta ha reducido significativamente la prevalencia de la enfermedad en el ganado vacuno. Sin embargo, se siguen registrando casos aislados en la UE, por lo que la Comisión Europea pidió a la EFSA que investigara su origen y si estos casos eran causados por piensos contaminados o si se produjeron espontáneamente, es decir, sin causa aparente.

La medida clave para controlar la EEB en la UE ha sido la prohibición del uso de proteínas animales en la alimentación del ganado. Esto se debe a que la EEB puede transmitirse al ganado mediante piensos contaminados, principalmente en el primer año de vida.

Se han notificado sesenta casos de EEB clásica en bovinos nacidos después de que la prohibición de la UE se aplicara en 2001. Ninguno de estos animales entró en la cadena alimentaria. La EEB clásica es el tipo de EEB transmisible a los seres humanos.

Los expertos de la EFSA concluyeron que la alimentación contaminada es la fuente más probable de infección. Esto se debe a que el agente infeccioso que causa la EEB tiene la capacidad de permanecer activo durante muchos años. El ganado pudo haber estado expuesto a piensos contaminados porque el agente infeccioso de la EEB estaba presente cuando se almacenaba o se manejaba la comida. Una segunda posibilidad es que los ingredientes de piensos contaminados puedan haber sido importados de países no pertenecientes a la UE.

Los expertos no podían descartar otras causas debido a la dificultad de investigar casos individuales. Algunas limitaciones son el largo período de incubación de la enfermedad y la falta de información detallada disponible en las granjas en el momento de la investigación de rastreo.

Los expertos de la EFSA formularon una serie de recomendaciones, que pueden consultar en el siguiente enlace, para mantener y reforzar el sistema de supervisión y presentación de informes de la UE y para evaluar los nuevos datos científicos disponibles.

La respuesta europea a la EEB
La respuesta europea coordinada a la EEB ha logrado reducir la prevalencia de la enfermedad. Entre 2005 y 2015, alrededor de 73.000.000 de bovinos fueron sometidos a pruebas de detección de EEB en la UE, de los cuales 60 nacidos después de la prohibición resultaron positivos para la EEB clásica. El número de animales afectados asciende a 1.259 si se incluyen los bovinos nacidos antes de la prohibición. El número de casos clásicos de EEB ha disminuido significativamente en la UE a lo largo del tiempo, de 554 casos notificados en 2005 a sólo dos en 2015 (ambos nacidos después de la prohibición). Además, el sistema de seguridad alimentaria de la UE está diseñado para prevenir la entrada de carne contaminada por la EEB en la cadena alimentaria.

eurocarne

Comments

Comentarios

LEAVE A REPLY