Inicio Editorial Despepitando La Noticia La actividad del productor lechero en México no se ha valorado, sin...

La actividad del productor lechero en México no se ha valorado, sin embargo, genera grandes satisfacciones: Reyes Ramón Cadena

223
0
Compartir

La producción de leche es una actividad primaria, de trascendental importancia en nuestro país, tanto en lo que aportan los productores para la alimentación de la población, en especial para lo infantes y las personas mayores, ya que es un alimento que no afecta en nada a la salud, como lo tratan de hacer ver malas informaciones que existen en cuanto a la nutrición, esto lo dice Reyes Ramón Cadena Payán destacado productor del estado de Chihuahua.

Por un lado se tiene que consumir la proteína animal, pero no se desconoce la importancia que tiene los vegetales y frutas en la nutrición del humano, y aún así el número de familias que viven de esta actividad, la lechera,  desde productores pequeños hasta los grandes, es enorme pero lastimosamente no se ha valorado, con miras a ser autosuficientes.

“Hoy estamos viviendo un momento difícil con el Tratado de Libre Comercio (TLC) en donde la leche y la manzana se han usado como moneda de cambio, y ahora con las medidas que el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump hace, tiene que haber una respuesta igual, en cuanto a la leche, ya que los productos lácteos que se importan a México no son de la calidad que se requiere, principalmente en los infantes, porque se hacen muchas fórmulas lácteas y no se consume un litro de leche de calidad y que sea mexicana en esas empresas, es imposible que un sector tan importante para el país compita con los subsidios de Estados Unidos y con leches excedentarias de mala calidad, es imposible que una leche valga 4 o 5 pesos el litro allá y el costo de producción en México ande arriba de los 6 pesos”, asegura, no obstante, la actividad tiene una satisfacción muy grande que los mantiene activos las 24 horas del día y que es una actividad que genera ingreso y recalca que esta fecha más bien debería ser denominada Día Internacional del Productor Lechero.

Jesús Nava Macías