Inicio Local Índice de precios de los alimentos de la FAO bajó en 2018,...

Índice de precios de los alimentos de la FAO bajó en 2018, con subidas únicamente para los cereales

63
0
Compartir

Los precios mundiales de los alimentos se mantuvieron en general estables en diciembre, con una subida de los precios internacionales de los cereales que compensó el descenso del azúcar y los productos lácteos, según informó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El índice de precios de los alimentos de la FAO tuvo un promedio de 161,7 puntos en diciembre, comparado con un nivel revisado de 161,6 puntos en el mes anterior.

El índice, que sirve como indicador de la variación mensual en los precios internacionales de una canasta de productos alimentarios, se situó en una media de 168,4 puntos para el conjunto de 2018, un 3,5 por ciento menos que en 2017 y casi un 27 por ciento por debajo de su nivel más alto alcanzado en 2011.

Mientras que los precios internacionales de todos los principales cereales subieron en el último año, los de los otros alimentos supervisados disminuyeron, siendo el del azúcar el que más bajó.

El índice de precios de los cereales de la FAO aumentó un 1,8 por ciento en diciembre respecto a noviembre y un 9,6 por ciento en relación a diciembre de 2017. Los precios del trigo y el maíz subieron -debido al impacto de la meteorología adversa en el hemisferio sur-, mientras que los precios del arroz bajaron por sexto mes consecutivo. Los pronósticos más recientes de la FAO señalan que la producción mundial de trigo y maíz caerá en 2018, mientras que la del arroz marcará un nuevo récord. La oferta de todos los principales cereales a nivel mundial se considera más que suficiente y los inventarios son todavía abundantes.

El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO subió un 0,4 por ciento en diciembre, terminando con diez meses consecutivos de caídas, liderado por un repunte en los precios del aceite de palma. Los precios internacionales del aceite de soja continuaron bajando, por efecto de abundantes suministros en los Estados Unidos y la débil demanda en la Unión Europea. Este subíndice promedió un 15 por ciento menos en 2018 respecto a 2017, con el mayor descenso para los precios del aceite de palma.

El índice de precios de la carne de la FAO registró un aumento del 0,8 por ciento el pasado mes, liderado por una recuperación en los precios de la carne de porcino, apoyados por una fuerte demanda mundial de importaciones, especialmente de Brasil. El índice bajó un 2,2 por ciento en base anual.

El índice de precios de los productos lácteos de la FAO disminuyó un 3,3 por ciento en comparación a noviembre -su séptima caída mensual sucesiva-, lastrado por precios más bajos de mantequilla, queso y leche entera en polvo. El índice cayó un 4,6 por ciento con respecto a 2017, como resultado del descenso de los precios de todos los productos lácteos durante la segunda mitad del año.

Por su parte, el índice de precios del azúcar cayó un 1,9 por ciento en diciembre, en parte debido al aumento de la producción de azúcar en la India –según se informó-, y en parte a la caída de los precios internacionales del petróleo, que redujo la demanda de caña de azúcar para producir etanol, al tiempo que se incrementaron los suministros para la producción de azúcar, en especial en Brasil, el mayor productor mundial. En conjunto para 2018, el índice cayó casi un 22 por ciento respecto a 2017.