Inicio Finanzas Fondo único para el agro impedirá la corrupción

Fondo único para el agro impedirá la corrupción

109
0
Compartir

El sector agropecuario en México es atendido por el gobierno por medio de una multiplicidad de programas públicos, pero que están dispersos, desarticulados, fragmentados y, en muchas ocasiones, capturados y corrompidos, afirmó Ignacia Fernández, directora ejecutiva de Rimisp, Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural.

Por ello, se hace necesario redefinir estos programas (de la Secretaría de Agricultura y otras dependencias) y una solución es agruparlos en un programa único, con un fondo único y con reglas de operación únicas, pero que tenga consideraciones claramente diferenciadas, de acuerdo con las regiones.

“Ese fondo tendría una mirada integrada del problema [del sector agropecuario] pero se haría cargo de las diferencias de los territorios. No es lo mismo atender Baja California que Chiapas”, propuso la titular de la red de investigadores del medio rural con sede en Chile y con oficinas de representación en Colombia, Ecuador y México.

Consideró que en materia de política social, donde existen más de 6 mil programas (federales, estatales y municipales), igualmente desarticulados y en muchos casos poco efectivos, también es necesario pensar en un fondo único.

En entrevista con EL UNIVERSAL, previa a la próxima presentación en México (en junio) del Informe Latinoamericano sobre Pobreza y Desigualdad 2017, señaló que este reporte que se publica cada dos años (desde 2011) ha venido evidenciando las brechas de desigualdad entre los territorios de los países y ha hecho recomendaciones de política para abordar diferenciadamente la situación de las zonas más rezagadas.

En la actual edición se trabajó la misma información, pero en la lógica de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El informe hizo un cruce entre los indicadores económicos y sociales de los países de la región y los indicadores de los ODS.

El resultado de este análisis es una advertencia de Rimisp: “A menos que se haga algo que intervenga sustantivamente en los países y en las zonas más rezagadas, sin lugar a dudas no será posible cumplir con los ODS o el cumplimento será parcial. Esa agenda se atendería en grandes números, pero el porcentaje de la población que va a seguir viviendo en condición de rezago será muy alto”.

El informe 2017 hace una propuesta de combinar políticas sociales con una atención económica eficiente de los territorios, y eso implica más inversión en bienes públicos para el desarrollo territorial (caminos, carreteras, puertos, conectividad) con una visión diferenciada regionalmente.

Lo que funciona bien en incentivos económicos en el norte de México claramente no le ha resultado a Oaxaca ni a Chiapas. Además de políticas públicas articuladas que permitan mirar de forma integral asuntos que tradicionalmente se ven separadas, como educación y salud.

La especialista comentó que Rimisp está en comunicación con los equipos de campaña de los candidatos a la Presidencia de la República; se sabe, por experiencia, que los primeros año de los gobiernos son los más susceptibles a ser inruidos con propuestas de política pública (a principios del actual sexenio Rimisp incidió incorporando en un plan piloto el factor de fomento productivo en Prospera, el principal programa contra la pobreza del país).

Por ahora tiene sobre la mesa una propuesta de política pública para el campo en el documento La nueva sociedad rural, que fue preparado por el Grupo Agenda Rural, coordinado por Gustavo Gordillo de Anda, quien fuera subsecretario de Agricultura y de reforma agraria, y donde participaron 14 especialistas en desarrollo rural, medio ambiente, agricultura, alimentación (entre ellos Julia Carabias, José Sarukhán, Antonio Yúnez y Margarita Flores).

El trabajo con los candidatos es un proceso que hacemos en otros países. Para el caso de México, ahora se presentan las propuestas a todos “y una vez que decante el proceso, que sepamos quién es el candidato electo, haremos un trabajo más intensivo durante el ciclo de transición y en la construcción del propio gobierno, para combinar el espacio de oportunidades que ellos traen con nuestra propuesta”.

fuente: El Universal

Tu opinion nos importa: