Inicio Finanzas Es momento crucial para poner las reglas del etiquetado

Es momento crucial para poner las reglas del etiquetado

74
0

La ley de etiquetado se encuentra en un momento crucial para que logre las herramientas necesarias de un cambio verdadero, expresó Alejandro Calvillo, director de la asociación civil El Poder del Consumidor.

Luego de la aprobación de la Ley General de Salud en materia de etiquetados de alimentos y bebidas no alcohólicas, vienen las modificaciones a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051 en la cual recaen los nuevos lineamientos.

Calvillo aseguró que el Instituto Nacional de Salud Pública tiene la misión de generar la evidencia científica para la política pública. “La independencia que tuvo el Instituto que por mucho tiempo estuvo marginada por la administración pasada, fue una pieza fundamental para que se diera la ley”.

Esto, más la participación de las organizaciones que conforman la alianza por la salud alimentaria y la postura de los organismos de Naciones Unidas han sido factores importantes para mantener la crítica al etiquetado actual.

Dijo que el poder que tienen las grandes empresas que se opusieron al etiquetado en países como Chile, Perú y Uruguay, hoy son los mismos que se oponen en México, por lo que se corre peligro de no concretar las reglas, “sabemos que ha habido reuniones en Presidencia con un aliado que es Alfonso Romo”.

La propuesta actual marcaría que, por ejemplo, un chocolate, por más pequeño que sea, manifieste que es alto en grasas, azúcares, etcétera, pues esa es la naturaleza del producto. “Los industriales insisten en que sea por porción, es decir, que, si se hacen versiones chiquitas, no lleven sello. ¿Qué va a prevalecer?, no lo sabemos, porque ahora está la consulta y seguro la industria presentará alguna propuesta.

Vamos a ver qué tanto se mantiene firme el Poder Ejecutivo y va adelante con la evidencia científica y no con las presiones de la industria. Para mí, este puede ser el inicio de una política efectiva contra la obesidad”, concluyó el también miembro de la Comisión de Obesidad de la revista The Lancet.

Hoy, ya tenemos una ley y se iniciaron los procesos de cambio de la NOM 051. En entrevista, Javier Zúñiga, coordinador jurídico de El Poder del Consumidor, explica que ahora nos encontramos en el proceso de consulta pública, una etapa legal en la cual, a través de la Conamed (Comisión Nacional de Arbitraje Médico) y su portal, se facilita el espacio para que cualquier persona pueda comentar las modificaciones.

Octágonos por la salud y contra la obesidad

  • La propuesta de etiquetado frontal de advertencia plantea distintos sellos de color negro en forma de octágono al frente del empaque.
  • Las advertencias tendrían la leyenda “EXCESO DE…” calorías, azucares, grasas saturadas, grasas trans y sodio, identificados como nutrimentos críticos por los daños que provocan a la salud.
  • De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, esto facilita elecciones alimentarias más saludables al brindar información clara y fácil de comprender por toda la población, incluyendo niños.

El proceso de consulta

Este periodo consta de 60 días. La fecha límite es el 10 de diciembre, a partir de la publicación en el Diario Oficial de la Federación. “Estamos a la mitad de la consulta pública”, después de este periodo, las autoridades sanitarias tienen la obligación de contestar cada uno de los comentarios que hayan cumplido con los requisitos para ser tomados en cuenta.

El mayor riesgo, advierte Zúñiga, es que varios sectores industriales y comerciales todavía se oponen al nuevo proyecto de la NOM 051, “ellos tienen todo el derecho de presentar su opinión por escrito en la consulta pública”.

El especialista asegura que esto es de gran valor porque a partir de los comentarios que emitan, uno se puede dar cuenta de cuáles son los argumentos y los intereses de estos sectores industriales, pues son documentos públicos.

El gran riesgo es que la posición de las industrias vuelva a predominar, cuando en el pasado hemos visto que los argumentos no son suficientemente claros sobre por qué se oponen al etiquetado”.

Concluyó que el ideal de una política pública es que todo el mundo participe y opine. “Es un gran ejercicio para la legitimación, pues todos somos consumidores y todos estamos expuestos al cambio de la política”.

fuente: El Economista