Inicio Nacional En Yucatán remplazan semilla de maíz híbrido

En Yucatán remplazan semilla de maíz híbrido

314
0
Compartir

HUNUCMÁ.— Ante la polémica generada por el uso de la semilla de maíz híbrido DK-390, patentada por la empresa Monsanto, en un curso que se impartió a 30 ejidatarios con miras a promover la utilización de ese producto de manera general en esta ciudad, los promotores del taller la reemplazaron con las semillas H-520 y H-560, que el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) produce, certifica y vende en el país.

Manuel Antonio Tamayo Gutiérrez, consultor externo y responsable del paquete técnico que se aplicó para la siembra del maíz, y Hernando Puerto Gruintal, promotor del programa del Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural (INCA Rural), responsable del curso, indicaron que la información dada sobre el DK-390 fue “inexacta y errónea”, en alusión a que esa semilla de patente es un híbrido.

Híbrido patentado

En la nota publicada el viernes 2, se informó que Monsanto, en www.monsantoglobal.com, informa que trabaja la marca patentada de maíz y sorgo Delkab (DK) en siete regiones de México y que en la región Sur trabaja los “híbridos DK-390, DK-395, DK-393 y DK-7500”.

Tamayo Gutiérrez confirmó que la DK-390 es un híbrido, no un transgénico.

—Es amigable con el medio ambiente y su polinización no tiene efectos negativos en otras actividades, como la apicultura.

—La patente de la semilla pertenece a un centro de investigación de Estados Unidos y Monsanto funge solamente como una comercializadora más —señaló.

Incluso, la semilla DK-390 que se usó en el curso fue adquirida a Servicios Integrales Agropecuarios S.A. de C.V., otra de las distribuidoras de la semilla en el país, indicó Puerto Gruintal.

Siembra de maíz

Tamayo Gutiérrez y Puerto Gruintal se reunieron el viernes 9 en la noche, poco antes de las 9, con el comisario ejidal, Pedro Alfonso Tzuc Cetina, y la mayoría de los 30 ejidatarios que participan en el programa de la siembra de maíz, para informarles del cambio de la DK-390 por las H-520 y H-560.

Como parte del curso se hizo una parcela demostrativa en un terreno aledaño a la planta desfibradora San Miguel Chac, a la vera de la carretera a Mérida.

—El objetivo es promover el cultivo de esta variedad de maíz, para lo cual se conseguirían apoyos —dijo a su vez el comisario ejidal.

—En el proyecto participaron 30 ejidatarios, pero los planes son ampliar el beneficio —recordó.

—Un grupo de 50 ejidatarios ya se registró ante la Sagarpa como productor de maíz, eso les facilitará entrar a los programas de siembra (de maíz híbrido).

—Si fuera (la DK-390) una semilla transgénica ninguna plaga le entraría, y en este caso, como parte del paquete tecnológico que se promueve, hay un manejo agro-ecológico de plagas para combatir el gusano cogollero, mediante el uso de trampas con feromonas —indicó Tamayo Gutiérrez en su discurso.

—El uso de esta semilla es amigable con el medio ambiente y está avalado por el Instituto Nacional de Certificación —aseguró.

Informó que bajo su asesoría hay 950 hectáreas sembradas con la semilla DK-390 en el Cono Sur.

—La Fundación Mexicana cuenta con 900 hectáreas en todo Yucatán —agregó.

—En lo personal, lo que a mí me interesa es que ustedes confíen en este paquete tecnológico —manifestó Puerto Gruital a los reunidos.

—El paquete tecnológico visto en el curso se puede aplicar con cualquier otra semilla de maíz, incluso criollo.

—Les recomiendo que ese maíz (la DK-390) no lo sembremos y a partir de ahora utilicemos otra variedad.

Anunció que se empezarían a utilizar las semillas H-520 y H-560.

—No se trata de promover semillas del extranjero, pero sí necesitamos utilizar semillas híbridas de alto rendimiento, pues se trata de garantizar nuestros sagrados alimentos —expuso por su parte Tamayo Gutiérrez.

Otra empresa

Declaró que otra opción es utilizar semillas de Pionner, que también utiliza híbridos de calidad.

El documento “Maíces nativos, híbridos y transgénicos”, de Greenpeace con la colaboración de Fidel Márquez Sánchez, de la Universidad Autónoma de Chapingo, dice lo siguiente:

“Los maíces híbridos son el resultado de cruzar un tipo de maíz con otro tipo, lo que produce una semilla que en la próxima cosecha dará muchas mazorcas y grandes rendimientos, pero sólo en la cosecha del primer año.

“La explicación de este fenómeno se debe a que en la siguiente siembra, las plantas se polinizan entre sí degenerando la cruza original, de manera que al sembrarse de nuevo produce mucho menos que las del primer año.

“Los híbridos despiertan las sospechas de los campesinos porque la mayoría de las marcas comerciales pertenecen a las grandes transnacionales semilleras como Monsanto o Pioneer.

“En el mercado mexicano hay disponibles semillas híbridas producidas por centros de investigación como el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), que no tienen patentes y que también garantizan altos rendimientos”.

El Inifab, en www.inifap.gob.mx, informa que en 2015 vendió el “kilo de semilla básica y registrada” H-520 al precio de $195 sin IVA incluido; el precio del kilo de la semilla certificada H-520 “no está disponible”.

El kilo de la H-650 tuvo precio de $150 sin IVA (básica y registrada) y 30 sin IVA (certificada) en 2015.

En un estudio encargado y editado por Martin Häusling, integrante del Parlamento Europeo por el Partido Verde de Alemania, publicado en mx.boell.org, se alerta que pocas empresas dominan el mercado mundial de semillas patentadas y a menudo terminan realizando acuerdos de licencias entre sí, lo que contribuye a elevar aún más los precios.— JOSÉ W. COB CHAY

Un grupo de 30 ejidatarios finalizó el pasado jueves un curso de capacitación sobre la siembra y manejo del paquete tecnológico del maíz DK-390, que en esta región del Estado es nueva.

fuente: Diario de Yucatan

Tu opinion nos importa: