Inicio Nacional Demandan abrir más acopiadoras de frijol en Durango

Demandan abrir más acopiadoras de frijol en Durango

55
0

En este sentido lo informó el productor Vicente Victorio Robles, originario de la comunidad Cuauhtémoc, tras indicar que de las 11 empresas que anunció la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader, antes Sagarpa) que participarían en la compra de frijol, sólo se observó a las empresas Las Tres Rosas y Agronegocios del Norte, las cuales ya fueron rebasadas ante la demanda del grano que recibieron en esta región, además de InverTapias, que actualmente sí está operando en la Planta Beneficiadora que se ubica en la cabecera municipal de Guadalupe Victoria.

Con relación a la segunda de las referidas empresas, precisó que en esta zona captó alrededor de seis mil 500 toneladas y que abarcó lo mismo comunidades de Cuencamé que del municipio de Guadalupe Victoria, esto aunado a aproximadamente otras tres mil 500 toneladas que pudo haber recibido en las bodegas que abrió en la cabecera de este último municipio.

La diferencia entre uno y otro municipio, dijo, radica en los rendimientos por hectárea que se obtuvieron entre Victoria y el sur de Cuencamé, pues mientras en el primero fueron de alrededor de 500 kilos, en el segundo arrojaron entre una tonelada y una tonelada y media, a pesar, comentó, de que en Guadalupe Victoria la superficie que se cultiva es mayor.

Incluyendo a municipios como Vicente Guerrero, Pánuco de Coronado y Poanas, que en total suman siete, dicha empresa pudo haber acopiado, indicó, aproximadamente 25 mil toneladas en lo que va del actual proceso de comercialización.

El clamor del campesino, añadió, es que no se les engañe con el argumento del Gobierno Federal en el sentido de que no se han abierto más bodegas porque les falta un detector de humedad ya que, expuso, se trata de una excusa o pretexto para influir en que se reduzca el frijol que existe en el mercado y así que los campesinos compren al precio que les ofrezcan tanto en las empresas autorizadas como los grandes acopiadoras disfrazados de “coyotes” (intermediarios).

Esta situación de bodegas cerradas lo único que está ocasionando, lamentó, es que baje el precio del frijol, de tal forma que al campesino le compran, en el mercado libre, el kilo entre 7.50 y 8.00 pesos el kilo, lo que orilla al productor a vender a ese costo su grano ante la necesidad que tiene de contar con recursos económicos para saldar sus deudas pendientes y para mantener a su familia.

elsiglodedurango.com.mx