Inicio Local Cierre Semanal de maíz trigo soya

Cierre Semanal de maíz trigo soya

108
0

La semana posterior a la tregua entre Estados Unidos y China dejó subas generales para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago. Éstas fueron superiores al 2% para la soja, mercado donde aún persiste mucha incertidumbre; del 2% para el maíz, y de hasta el 3% para el trigo, impulsadas por las buenas exportaciones semanales. En el mercado doméstico el balance fue negativo para la soja y positivo para los cereales.

SOJA

Negativo fue el balance de la semana para los precios de la soja en el mercado local, donde la transición de las ofertas de los compradores fue de 9200 a 9000 pesos por tonelada parala zona del Gran Rosario y de 9000 a 8900 pesos para Bahía Blanca. En Necochea no hubo propuestas.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por la Secretaría de Agroindustria de la Nación en $ 8729, mientras que para el lunes fue fijado en $ 8659. Con datos al 6 del actual, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 8759 pesos por tonelada, mientras que para la exportación de poroto la capacidad de pago fue calculada en 9175 pesos por tonelada.

En cuanto a la soja de la nueva cosecha, las ofertas por el grano para mayo en el Gran Rosario bajaron de 240 a 238 dólares por tonelada. La tónica bajista comprendió, asimismo, al Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones enero y mayo retrocedieron de 253,40 a 250,50 y de 244,80 a 242 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 5 y el 26 de diciembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 384.000 toneladas de poroto de soja; 1.120.970 toneladas de harina y 210.070 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 197.650 toneladas de poroto, 21.500 toneladas de harina y 5500 toneladas de aceite, y desde Necochea, 660.000 toneladas de poroto.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la siembra de soja sobre el 54% de los 17,9 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 13,3 puntos y con un adelanto interanual de 0,8 puntos. El clima seco de los días previos permitió que la siembra avance rápidamente sobre el centro y el sur de la región agrícola, incorporando 2,4 millones de hectáreas y registrando el mayor progreso desde el inicio de la campaña. También se relevaron pérdidas de lotes por heladas, muerte súbita y planchado, acentuadas en lotes implantados con semillas de bajo vigor y/o poder germinativo. Finalmente, se relevaron los primeros cuadros ingresando a etapas reproductivas de floración (R1) en Córdoba y en Santa Fe, y, en paralelo comenzamos a transitar la ventana de siembra sobre el norte del país”, detalló la entidad.

 

El balance de la semana posterior a la tregua firmada en Buenos Aires por Donald Trump y Xi Jinping fue positivo para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos enero y marzo ganaron un 2,46 y un 2,37%, al pasar de 328,76 a 336,85 y de 333,45 a 341,35 dólares por tonelada.

Las mejoras fueron producto de la expectativa de los operadores con el impacto positivo que generaría la tregua en la guerra comercial. Sin embargo, estas ganancias resultaron inferiores a las esperadas, producto de la persistente incertidumbre que generarondiversos tuis de Trump; a la ausencia de compras efectivas de China en el mercado estadounidense, y a la cantidad de situaciones que aún no se aclararon, como la vigencia del arancel chino del 25 por ciento.

Durante toda la semana el rumor fue que antes de fin de año será la firma estatal china Sinograin la responsable de comprar soja, entre otros productos estadounidenses. Así, el arancel podría seguir vigente mientras ambos países dilucidan el conflicto de fondo. De ser así, resultará muy difícil que las firmas privadas accedan a realizar compras en EE.UU., sobre todo tras el repunte de los precios de la oleaginosa que, sumados al arancel y a la caída de los márgenes de las procesadoras que operan en China, las deja fuera del juego.

Levemente positivo para la soja resultó el informe semanal del USDA sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que en él, el organismo relevó ventas por 890.900 toneladas de poroto, por encima de las 628.800 toneladas del reporte anterior y cerca del máximo previsto por los operadores, que manejaron un rango de 600.000 a 900.000 toneladas.

Acerca de Brasil, el viernes la consultora AgRural informó que la siembra de soja avanzó sobre el 96% del área prevista, tras concluir sobre las zonas agrícolas del centro-oeste y del sudeste. Desde la firma advirtieron que ahora la atención se concentra sobre las condiciones de los cultivos, “por lo que el tiempo seco y el aumento de las temperaturas” de la semana pasada “pusieron en alerta a los productores de Paraná y de Mato Grosso do Sul”. Si bien las lluvias se prevén escasas en los próximos días, la consultora destacó que “las temperaturas no se esperan tan altas”.

Durante la semana, la firma Céleres estimó que la campaña sojera de Brasil tiene potencial como para dejar una cosecha de entre 123 y de 130 millones de toneladas, en línea con lo publicado durante el segmento anterior por Agroconsult, que habló de un potencial para producir hasta 129 millones de toneladas. Cabe recordar que el USDA, que el martes próximo publicará su nuevo informe mensual, proyectó una cosecha de 120,50 millones de toneladas.

En cuanto a las exportaciones brasileñas, la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales estimó que durante 2018 (año calendario) las ventas externas de soja sumarán un récord de 82,50 millones de toneladas. Hasta noviembre los negocios alcanzaron los 80,1 millones de toneladas.

MAÍZ

Fue positivo el balance de la semana para los precios del maíz en el mercado doméstico, con ofertas de los exportadores que crecieron de 5100 a 5300 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario. Para los puertos del Sur las propuestas se hicieron en dólares, así, de los 5300 pesos vigentes para Bahía Blanca en el cierre del segmento anterior se pasó a 150 dólares, equivalentes a 5580 pesos, mientras que para Necochea la transición fue de 5000 pesos a 138 dólares, equivalentes a 5134 pesos.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agroindustria en $ 5057, mientras que para el lunes fue fijado en 5143 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) se ubicaron entre 5175 y 5600 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

La tónica alcista también comprendió al maíz nuevo, dado que las ofertas de los compradores para el grano con descarga entre febrero y abril en el gran Rosario crecieron de 138 a 140 dólares. En cuanto al Matba, las posiciones diciembre y abril subieron de 139,10 a 145,90 y de 144 a 144,30 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 5 y el 26 de diciembre deben salir desde el Gran Rosario 467.000 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 191.700 toneladas; desde Necochea, 191.708 toneladas, y desde otros puertos, 45.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de maíz para grano comercial sobre el 41,3% de los 5,8 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 3,1 puntos. “La incorporación de lotes tardíos y de segunda ocupación se dio a buen ritmo en el centro del área agrícola nacional. La siembra se concentró en las provincias de Córdoba y de Santa Fe, donde las reservas hídricas se mantienen en buenos niveles, a excepción de algunos departamentos del norte cordobés”, indicó la entidad. Añadió que las últimas heladas registradas han afectado a parte de los cuadros sembrados en el centro y en el sur de la provincia de Buenos Aires. “Los signos de necrosis en las hojas más expuestas son importantes, aunque no se habría visto afectado el ápice de crecimiento”.

 

Resultó positivo el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago,donde los contratos diciembre y marzo sumaron un 2,05%, al pasar de 144,28 a 147,24 y de 148,71 a 151,76 dólares por tonelada.

La posibilidad de que China incluya entre sus “compras de buena fe” al maíz, el etanol y los DDGS fue uno de los principales factores alcistas para el cereal, pese a que, por el momento, todo quedó en el amplio terreno de los rumores

El informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos fue positivo para el mercado de maíz. En efecto, el viernes el USDA relevó ventas por 1.177.500 toneladas, por debajo de las 1.266.500 toneladas, pero por encima del rango previsto por los operadores, de 800.000 a 1.100.000 toneladas.

 

TRIGO

Muy positivo resultó el balance de la semana para los precios del trigo, con un movimiento de los embarques que lentamente va ganando protagonismo. Para el cereal con entrega inmediata, que aún se concentra sobre el Gran Rosario, la transición de las ofertas de los exportadores fue de 175 a 190 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por Agroindustria en $ 6814, mientras que para el lunes fue fijado en 6759 pesos. El rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 6400/9400 a 6800/8400 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Para el trigo con entregas diferidas hacia enero sobre Bahía Blanca y Necochea el crecimiento fue de 185 a 190 dólares para Bahía Blanca y de 180 a 190 dólares para Necochea. En cuanto a la zona del Gran Rosario, la transición fue de 180 a 192 dólares paralas descargas en enero; de 185 a 195 dólares para febrero, y de 190 a 198 dólares para marzo. También fue importante el repunte de las cotizaciones del trigo en el Matba, donde los ajustes de las posiciones diciembre y enero crecieron de 183,50 a 198 y de 188 a 197,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 5 y el 26 de diciembre deben salir desde el Gran Rosario 1.390.450 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 60.000 toneladas; desde Necochea, 13.760 toneladas, y desde otros puertos, 43.676 toneladas. No se prevén despachos desde Necochea.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de trigo sobre el 44,4% de la superficie apta que, con un rinde promedio de 25,7 quintales por hectárea, aportó un volumen parcial de 7 millones de toneladas, respecto de una estimación para el cierre de la campaña sostenida en 19,2 millones de toneladas. “Durante la última semana las labores de cosecha de trigo progresaron con fluidez sobre las regiones del centro del área agrícola”, indicó la entidad y añadió que el resultado final del ciclo está sujeto a la evolución de la cosecha en el Núcleo Norte y al impacto de las heladas relevadas sobre lotes tardíos implantados en sectores del centro y del sur de Buenos Aires, y del este de La Pampa.

Gracias a las fuertes subas registradas el viernes, los precios del trigo de los Estados Unidos terminaron la semana con saldo positivo. La única excepción a la tónica alcista fue la posición diciembre (próxima a liquidarse) en Kansas, que perdió un 0,41%, al pasar de 178,76 a 178,02 dólares por tonelada. El contrato marzo en esa plaza ganó un 2,35%, tras variar de 183,81 a 188,13 dólares por tonelada. En la Bolsa de Chicago las ganancias fueron generales y las posiciones diciembre y marzo sumaron un 0,73 y un 3%, luego de variar de 189,51 a 190,89 y de 189,51 a 195,20 dólares por tonelada.

El principal fundamento alcista para el cereal fue el desempeño exportador estadounidense. En efecto, durante la jornada positiva del viernes el USDA confirmó una venta por 224.000 toneladas a destinos no especificados y, acto seguido, en su reporte semanal de ventas externas, relevó negocios por 711.800 toneladas, bastante por encima de las 377.100 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, de 300.000 a 600.000 toneladas.

A partir de estos datos, los operadores revalidaron sus expectativas sobre una posible merma de las ventas de Rusia, que hasta el momento han evolucionado incluso de mejor forma que durante la campaña récord anterior. Tan es así que fuentes privadas rusas destacan que en período julio/noviembre las ventas de trigo suman 21 millones de toneladas y se ubican un 20% por delante del volumen comercializado en igual segmento de 2017.  Vale recordar que durante la semana pasada SovEcon elevó de 34,20 a 34,70 millones de toneladas su previsión sobre las exportaciones rusas 2018/2019.

El viernes fue tan positivo para el trigo estadounidense que incluso el mercado pasó por alto que el jueves Egipto confirmó que de la licitación lanzada para comprar 350.000 toneladas de trigo Rusia se quedó con 290.000 toneladas y Ucrania, con las 60.000 restantes.

Tampoco pareció inquietar a los operadores el hecho de que Rusia haya preparado un lote de 40 toneladas de trigo para que sean probadas por la Agencia Estatal de Adquisiciones de Alimentos de Arabia Saudita, uno de los pocos países que no compra trigo ruso, luego de algunos problemas sanitarios en el pasado. Sin embargo, la relación entre ambos países es muy fructífera en cuanto a la cebada rusa, de la cual Arabia es el principal comprador, con negocios por 2,7 millones de toneladas en la campaña 2017/2018, según informó la agencia Reuters. Quizá, el acercamiento con el trigo no sea algo con impacto en el corto plazo, pero está claro que las autoridades rusas ya están pensando en sumar mercados para la campaña 2019/2020, de modo de acentuar su presencia en países donde la primacía la ejercía Estados Unidos.

Fuente: Granar