Inicio Internacional China desafía a Trump: impone aranceles a productos por valor de 60.000...

China desafía a Trump: impone aranceles a productos por valor de 60.000 millones de dólares

104
0

l uso por parte de Donald Trump de las redes sociales desató el rebrote de la guerra comercial hace una semana, y este lunes el presidente de Estados Unidos ha vuelto a marcar el paso de los acontecimeintos a golpe de tuit. “China no debería tomar represalias; las cosas solo irán a peor”, ha afirmado a mediodía. Pekín ya ha anunciado que responderá al alza de aranceles que aplica Wahington desde el viernes pasado, si bien aún no ha dicho cómo.

Pero China ha hecho oídos sordos a las amenazas y ha anunciado que a partir del 1 de junio impondrá aranceles de entre el 5% y el 25% a productos de EE UU por un valor conjunto de 60.000 millones de dólares. En concreto, Pekín aplicará un recargo del 25% sobre 2.493 artículos estadounidenses; aplicará un 20% a otros 1.078 productos; otros 974 tendrá una tarifa del 10%; 595 tendrán un arancel del 5%.

Previamente, Trump dijo que los aranceles que había impuesto Washington a productos chinos no se notarán por parte del consumidor estadounidense porque China  subvenciona ampliamente los productos que exporta. “Además, los aranceles se pueden evitar exportando desde un país que no está sujeto a aranceles”, y que por eso China necesita desesperadamente un acuerdo comercial.

..There will be nobody left in China to do business with. Very bad for China, very good for USA! But China has taken so advantage of the U.S. for so many years, that they are way ahead (Our Presidents did not do the job). Therefore, China should not retaliate-will only get worse!— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 13 de mayo de 2019

Asimismo, el presidente del Ejecutivo estadounidense ha asegurado que Pekín se ha aprovechado “durante muchos años” de Estados Unidos, motivo por el cual ha avisado a Xi Jinping de que, si decide responder a los aranceles aprobados el pasado viernes, la situación “solo irá a peor”.

“China será dañada gravemente si no logra un acuerdo porque las compañías se verán obligadas a dejar China por otro país. Será muy caro comprar en China”, ha añadido Trump. 

“Muchas compañías afectadas están dejando China para irse a Vietnam o a otros países de Asia. Por eso China tiene tantas ganas de lograr un acuerdo”, ha afirmado el presidente de EE UU. 

El tuit de Trump llega pocas horas después de que el Ministerio de Asuntos Exteriores chino afirmase que el país no se rendirá a la presión exterior. “Sigan prestando atención para conocer los detalles”, aseguró Geng Shuang, portavoz ministerial, “Tenemos confianza y capacidad para proteger nuestros derechos”.

Estados Unidos puso en marcha el viernes aranceles del 25% sobre productos valorados en 200.000 millones de importaciones chinas, acusando a la delegación asiática de haberse echado atrás en los compromisos adquiridos durante las negociaciones. Éstas arrancaron en diciembre, cuando Trump y Xi Jinping pactaron abrir una ronda de conversaciones y aplazar al aplicación de nuevas barreras comerciales.

Estas negociaciones estaban en una fase final cuando Trump sorprendió al mundo con los nuevos aranceles.  Los medios oficiales chinos han cargado contra el ex magnate, acusándole del fracaso de las negociaciones por sus subida arancelaria, y promulgado la resistencia de la economía China ante el bloqueo comercial.

El presidente de Estados Unidos y su homólogo chino tienen previsto reunirse durante la cumbre del G20en Japón a finales de junio. En la cita, ambos mandatarios abordarán el conflicto comercial, según adelantó el domingo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow. 

El pasado viernes la ronda de negociaciones de Estados Unidos con China acabó sin ningún acuerdo, ni una fecha prevista para nuevas reuniones. Tampoco, según las agencias estadounidenses, se han producido avances durante el fin de semana. No obstante, el consejero económico de la Casa BlancaLarry Kudlow aseguró que Trump podría tener un encuentro bilateral con Xi Jinping en la cumbre del G20 en Japón, el próximo mes.

cincodias.elpais.com