Inicio Finanzas Cede Canadá; EU tendrá acceso limitado a lácteos

Cede Canadá; EU tendrá acceso limitado a lácteos

173
0
Compartir

Washington. La ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, dijo ayer que es inminente un acuerdo con Estados Unidos sobre la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Mientras, dos fuentes canadienses con conocimiento de la negociación dieron a conocer que Ottawa está dispuesto a ofrecer a Washington una concesión de acceso limitado al mercado lácteo.

Esa industria de Canadá es uno de los tres puntos conflictivos en las conversaciones, junto con un sistema para resolver disputas comerciales y protecciones culturales para los medios canadienses.

Es probable que los productores de lácteos de Canadá se resistan a los cambios de controles de precios y a los altos aranceles que los protegen de la competencia extranjera.

Pero en la medida en que se acerca la fecha límite –primero de octubre– para renegociar el TLCAN, Canadá está dispuesto a ofrecer concesiones similares en la industria láctea a las que acordó en pactos de libre comercio con la Unión Europea y naciones de la Cuenca del Pacífico, señalaron las fuentes.

Creo que entendemos que hay ciertos problemas sobre los cuales tendremos que transar, declaró una de las fuentes.

A cambio, Canadá podría solicitar concesiones de Estados Unidos en el llamado mecanismo de resolución de disputas –capítulo 19–, que permite a Canadá combatir los aranceles antidumping estadunidenses, que considera injustificados.

Freeland, conversó ayer con el representante comercial estadunidense, Robert Lighthizer, y calificó las reuniones que sostienen ambos de productivas.

Ambas partes pensaron mucho el fin de semana, así que ésta fue una reunión muy productiva. Así, no hay nada resuelto, expresó Freeland a periodistas tras abandonar las oficinas de Lighthizer.

Mientras, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que las conversaciones avanzaban bien con Canadá y que ansiaba cerrar un trato. Todos estamos negociando de buena fe, aseveró.

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que la imposición de nuevos aranceles a la industria automotriz canadiense tendría consecuencias devastadorasen Canadá, pero también en Estados Unidos.

Sabemos que si Trump continúa con sus aranceles punitivos sobre los autos, con los que ha amenazado, será devastador, obviamente para la industria automotriz canadiense, pero también para la estadunidense, (porque) podría causar despidos masivos, subrayó a una estación de radio de Winnipeg.

fuente: la Jornada