Home Internacional Abejas africanizadas mejoran producción de arándanos y agraz, según estudios realizados en...

Abejas africanizadas mejoran producción de arándanos y agraz, según estudios realizados en Colombia

45
0
SHARE

El profesor Jorge Euclides Tello, del Grupo Apícola Universidad Nacional de Colombia (Gaun) destaca que “hemos observado que los frutos no solo desarrollan más rápido su proceso de formación y maduración, sino que además se ha alcanzado un 85 % de las frutas que se forman a partir de un grupo de flores versus un 55 % que habitualmente se obtiene mediante el proceso de autopolinización”.

Como las abejas nativas prácticamente han desaparecido de la región por el uso indiscriminado de productos de alta toxicidad, quemas y explotación desmedida, se decidió usar estas otras abejas cultivadas, con gran adaptabilidad a este tipo de cultivos.

Se espera que a partir de la acción polinizadora de estas abejas, además de las mejoras ya señaladas, también se optimice el grado de azúcar y antioxidantes presentes en la fruta, a partir de la implementación de tres y cuatro colmenas por cada uno de los usuarios, cuyas propiedades no superan las tres hectáreas de tierra.

Más producción de miel

Una de las ventajas del agraz es su carácter nativo, así como la mayor cantidad de antioxidantes que posee.

Otro de los propósitos del proyecto es incrementar la cantidad de miel y polen, con el fin de que las abejas se vean obligadas a visitar más flores para incrementar su producción, en procura de hacer derivados de la miel y comercializar el polen, cuya demanda se viene incrementando en años recientes y que además suele usarse como aditivo para pasteles y galletas.

Aunque el arándano es una fruta originaria del hemisferio norte –y su única fuente de vitamina C para hacer frente al invierno–, en la actualidad también se cultiva en Argentina, Chile, Perú y algunas zonas de la Sabana de Bogotá y el departamento de Boyacá, junto con el agraz, fruta nativa de los Andes.

“Mientras el agraz es recolectado en el bosque y es silvestre, del arándano se tienen cultivos bajo invernadero con un manejo detallado del nivel de nutrientes, riego por goteo y aplicación de fungicidas”, precisa el profesor Tello, quien llama la atención sobre el gran atractivo que tienen estas flores para las abejas.

Con altos contenidos de antioxidantes, mientras que del arándano se comercializan frutos más uniformes, el agraz es irregular, por eso uno de los objetivos que persigue la investigación es proporcionarle una mejor apariencia y buscar que alcance una talla mayor.

Como el agraz suele emplearse en panadería, repostería, jugos y productos concentrados como mermeladas, el proyecto también contempla la posibilidad de hacer hidromiel o vino de agraz, para complementar su fuente de carbohidratos.

En tal sentido, el profesor Tello también llama la atención sobre el hecho de que para el caso del agraz es preferible no hacer mayores intervenciones y dejar el bosque quieto; este producto contribuye a mejorar las exiguas ganancias que les ofrece la cada vez menos atractiva producción de leche, observa.

Ejemplo de ello es que empresas como Crepes & Waffles se interesaron en adquirir buena parte de la producción, para que al prescindir de intermediarios aumenten las ganancias de los pequeños productores.

“Como los pájaros también se alimentan de estos frutos, la proliferación de aves como mirlas y copetones también contribuye a esparcir las semillas al defecar en zonas aledañas”, subraya el docente, para quien todos estos aspectos contribuyen a conservar este tipo de ambiente.

agencia de noticas unal

Comments

Comentarios

LEAVE A REPLY